MARÍA CORREDENTORA, MEDIANERA Y ABOGADA DE LA HUMANIDAD

MARÍA CORREDENTORA, MEDIANERA Y ABOGADA DE LA HUMANIDAD

MARÍA CORREDENTORA, MEDIANERA Y ABOGADA DE LA HUMANIDAD

“HÁGASE EN MI SEGÚN TU PALABRA” Lc 1,38

María, la humilde sierva del Señor, por su “sí” libre consintió la concepción del Verbo Divino en su vientre por el poder del Espíritu Santo, y así trajo al mundo al Único Mediador, trajo la salvación a toda la humanidad.
En artículos pasados hemos ido explicando los 4 Dogmas Marianos proclamados por la Iglesia.

¿Qué es un Dogma?

Los Dogmas son verdades de fe que están explícitas o implícitas en la Divina Revelación (la Palabra de Dios, escrita y transmitida).
Se basan en la autoridad misma del Dios revelador (fides Divina), y la Iglesia garantiza con su definición que se hallan contenidas en la Divina Revelación.
Dichas verdades se apoyan en la autoridad del Magisterio infalible de la Iglesia cuando son propuestas por medio de una definición solemne del Papa o de un concilio universal.

¿Qué es el Magisterio de la Iglesia?

Es el oficio conferido por Cristo a los Apóstoles y sus sucesores de custodiar, interpretar y proponer la Verdad Revelada con su autoridad y en Su nombre; en segundo lugar, es el conjunto de enseñanzas dadas en el ejercicio de ese oficio.
Para realizar esta misión, Cristo concedió el don de la infalibilidad, que poseen el Romano Pontífice y el Colegio Episcopal en unión con él, cuando enseñan sobre la fe y la moral que se contienen en el depósito de la fe, y este depósito de la fe fue entregado por Nuestro Señor Jesucristo.

En 1870, El Concilio Vaticano I declaró el dogma de la Infalibilidad papal con las siguientes palabras: “El Romano Pontífice, cuando habla ex cathedra, esto es, cuando en el ejercicio de su oficio de pastor y maestro de todos los cristianos, en virtud de su suprema autoridad apostólica, define una doctrina de fe o costumbres como que debe ser sostenida por toda la Iglesia, posee, por la asistencia divina que le fue prometida en el bienaventurado Pedro, aquella infalibilidad de la que el divino Redentor quiso que gozara su Iglesia en la definición de la doctrina de fe y costumbres. Por esto, dichas definiciones del Romano Pontífice son en sí mismas, y no por el consentimiento de la Iglesia, irreformables.” (Constitución dogmática Pastor Aeternus, Cap 4).

El propio Catecismo de la Iglesia (nº 891) nombra tres condiciones que deben reunirse para que una definición pontificia sea “ex cathedra”:

1- El Papa debe hablar “como Pastor y Maestro supremo de todos los fieles que confirma en la fe a sus hermanos”. (o sea, debe dirigirse a y hablar en nombre de la Iglesia universal, no por cuenta propia expresando su opinión personal).

2- El Papa “proclama por un acto definitivo la doctrina”. (Cuando el Papa claramente expresa que la doctrina es definitiva, no puede cambiar)

3- El Papa habla “en cuestiones de fe y moral” (por tanto, no es infalible si habla de ciencia, política, economía, deportes).

Una vez proclamado o definido un Dogma solemnemente, no puede ser derogado.

Hasta el momento, los 4 Dogmas Marianos proclamados por la Iglesia son:

  • LA INMACULADA CONCEPCIÓN
  • LA MATERNIDAD DIVINA DE MARÍA
  • LA PERPETUA VIRGINIDAD DE MARÍA
  • LA ASUNCIÓN A LOS CIELOS EN CUERPO Y ALMA DE MARÍA.

Queda por proclamar un 5º Dogma:

  • MARÍA CORREDENTORA, MEDIANERA Y ABOGADA DE TODA LA HUMANIDAD.

La cooperación única de María con Jesús en la obra de la Redención fue explícitamente confirmada en la Presentación del Niño en el Templo con las palabras de Simeón:

“y a ti misma una espada te atravesará el corazón”.

  • CORREDENTORA

María ya fue anticipada como la Corredentora en el Antiguo Testamento (cf. Gn 3,15; Is 7,14) y se convirtió en la Corredentora por su obediencia y libre consentimiento en la Anunciación (cf Lc 1,28)

“Corredimir” no es “redimir con” como si fuese “redimir junto al Redentor”, pues el único que redime es Cristo. El título “corredentor” quiere expresar una colaboración que haya sido directamente necesaria para que se dé la redención. Sin María no habría podido hacerse hombre ni morir por nosotros.

Santa Teresa de Calcuta declaró, “Si no hay María, no hay Jesús”.

Como don de la Corredentora por participar con el Redentor en la redención de la familia humana, María también se convierte en Mediadora y Abogada de sus hijos en el orden de la gracia. El título de Corredentora aparece bajo el pontificado del Papa San Pío X. A su vez, el Papa San Juan Pablo II fue proveedor de una gran cantidad de enseñanzas de la participación Mariana en la Redención.

  • MEDIANERA

Medianera de las gracias para la humanidad.

Este título fue establecido a los pies de la Cruz del Salvador, y así María distribuye todas las gracias de la Redención. El Espíritu Santo desea distribuir las gracias solo por la Medianera, su amadísima Esposa.

El Concilio Vaticano II enseña:

“Y mantuvo fielmente su unión con el Hijo hasta la cruz, junto a la cual, no sin designio Divino, se mantuvo erguida, sufriendo profundamente con su Unigénito y asociándose con entrañas de madre a su sacrificio, consintiendo amorosamente en la inmolación de la víctima que ella misma había engendrado; y, finalmente, fue dada por el mismo Cristo Jesús agonizante en la cruz como madre al discípulo con estas palabras: “Mujer, he ahí a tu hijo” (cf. Jn 19,26-27).

Se refiere a la Madre de Jesús como “co-crucificada” y que Ella “co-muere” espiritualmente con Jesús en el Calvario.

  • ABOGADA

María, en su oficio de Abogada del Pueblo de Dios, lleva ante Él las necesidades en las súplicas de la humanidad, particularmente en tiempos de peligro y dificultades.

Ella fue coronada como Reina de Cielo y Tierra después de su gloriosa Asunción al cielo e inicia su función de Abogada intercediendo ante el trono celestial de Su Hijo.

Como dijimos anteriormente este Dogma aún no está proclamado. El movimiento que surgió para ello fue iniciado en 1920 por el Cardenal Désiré-Joseph Mercier con el apoyo del entonces padre Maximiliano Kolbe (hoy santo). En 1990 el Dr. Mark I. Miravalle inició el Movimiento Vox Populi por el Quinto Dogma Mariano.

Durante los años 1945-1959, Nuestra Madre se apareció a Ida Peerdeman en Amsterdam como la Señora de todos los pueblos.

En estas apariciones, María realiza dos peticiones importantes: la primera es la extensión al mundo entero de la oración por la paz de la Señora de todos los Pueblos, la segunda es la proclamación del 5º Dogma Mariano.

La primera aparición Ida cuenta cómo transcurrió:

Era el 25 de marzo de 1945, fiesta de la Anunciación.

Mis hermanas y yo estábamos sentadas alrededor de la estufa de la calefacción, conversando. Era tiempo de guerra y fue un invierno de hambre. El Padre Frehe se encontraba ese día en la ciudad y vino a visitarnos. Estábamos muy entretenidos hablando, cuando de repente me sentí atraída hacia la habitación de al lado y de pronto vi salir una luz, me levanté y fui hacia allí. La pared desapareció ante mis ojos y todo lo que allí estaba había desaparecido. Era todo un mar de luz y un vacío profundo. De esa profundidad vi surgir de pronto una figura viviente, una silueta femenina. La vi a mi izquierda, sobre mí, vestida con un traje largo y blanco y con un cinturón; realmente femenina. Estaba con los brazos extendidos hacia abajo y con las palmas de las manos abiertas. Mientras la contemplaba, tuve una sensación extraordinaria. Pensé: “Tiene que ser la Santísima Virgen, no cabe duda”.

Entonces, la figura empieza a hablarme y me dice: “Repite lo que digo”. Ella habla muy despacio y yo empiezo a repetir palabra por palabra. Ella levanta primero tres dedos, luego cuatro y después cinco, mientras me dice: “Ese 3, es marzo. El 4, es abril. Y el 5, es el 5 de mayo”. (5 de mayo de 1945: Anunciación de la liberación de Holanda de la ocupación alemana.)

Entonces ella muestra el Rosario y dice: “Es gracias a esto. ¡Perseverad!” Se detiene un instante y dice: “Hay que difundir la oración”.

En otra ocasión Ida describe cómo la vio: «de pie con los brazos y manos extendidos hacia abajo, de sus palmas salen tres rayos que Ella denomina de “Gracia, Redención y paz” para todas las naciones. Aparece vestida de túnica blanca traslúcida hasta los pies, con un paño amarillo alrededor de su cintura y otro igual sobre su cabeza, mostrando sus ondulados y oscuros cabellos sobre los hombros. Sus pies se ven descalzos posados sobre la esfera del mundo, que aparece rodeado de corderos. A su espalda y a la altura de su cabeza, la Cruz de su Hijo Jesucristo, y entre una gran luminosidad, formando un arco de un extremo a otro de la Cruz, se leen en holandés las palabras “La Señora de todos los Pueblos” »

El 31 de mayo de 1954, Ida Peerdeman, recibió el siguiente mensaje:

“Cuando el último Dogma de la historia marianasea proclamado, entonces la Señora de Todos los Pueblos dará la Paz, la verdadera Paz al mundo”

Tras 50 años de investigación exhaustiva, el 31 de mayo del año 2002, estas apariciones recibieron la autenticidad y el reconocimiento de su origen sobrenatural, por el Obispo de la diócesis de Amsterdam, Mons Jozef M. Punt de Haarlem.

Os dejo la oración que la Santísima Virgen dictó a la vidente Ida. Es una breve y potente oración para que se proclame a María Corredentora y de ese modo el Espíritu Santo descienda al mundo con una nueva plenitud, como ha sido prometido. Nuestra Madre pide que se rece cada día.

Señor Jesucristo, Hijo del Padre,
manda ahora tu Espíritu
sobre la tierra.

Haz que el Espíritu Santo habite
en el corazón de todos los pueblos,
para que sean preservados
de la corrupción, de las calamidades
y de la guerra.

Que la Señora de todos los Pueblos,
la Santísima Virgen María,
sea nuestra Abogada.

Amén.

La Virgen dijo: “No sabes qué gran valor y fuerza esta oración tendrá ante Dios” (31.05.1955). y promete: Por medio de esta oración la Señora salvará el mundo. Una vez más repito la promesa y dirigiéndose al Papa, la Stma. Virgen dijo: “Hoy traigo un mensaje especial. Pide al Santo Padre que rece la oración que María ha dado al mundo, como Corredentora, Medianera y Abogada, bajo el título de ‘la Señora de todos los Pueblos’, y que la diga ante los pueblos” (10.05.1953)

Podéis consultar todos los mensajes que dejó Nuestra Madre en la siguiente dirección:

https://www.foromariano.es/images/Libros/PDF/13%20Revelaciones/Textos_oficiales_Fundación_NUESTRA_SEÑORA_DE_TODOS_LOS_PUEBLOS.pdf

Y encontraréis mucha información en la siguiente web, que nació para impulsar y promover este Dogma.

http://www.5dogmamariano.org/

OREMOS PARA QUE PRONTO SEA PROCLAMADO EL 5º DOGMA MARIANO.

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment